martes, 8 de mayo de 2012

Salmo 127

Si Jehová no edificare la casa,

En vano trabajan los que la edifican;

Si Jehová no guardare la ciudad,

En vano vela la guardia.

 Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar,

Y que comáis pan de dolores;

Pues que a su amado dará Dios el sueño.
 He aquí, herencia de Jehová son los hijos;
Cosa de estima el fruto del vientre.
Como saetas en mano del valiente,
Así son los hijos habidos en la juventud.
 Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos;
No será avergonzado
Cuando hablare con los enemigos en la puerta.



---------------------------------------------------

El trabajo humano sólo es fructuoso  por la bendición de Dios, en ausencia de ésta  todo nuestro esfuerzo es inútil y vanidad. 

2 comentarios:

António Jesus Batalha dijo...

Passei e encontrei seu blog, li algumas coisas, seu blog é muito bom, quero deixar um incentivo: Continue a deixar-se guiar pela grande vontade de Deus, continue a ouvir a voz do Espírito Santo, e a escrever o que você sabe que é a vontade de Deus, tanto para ganhar outros para Jesus, quer incentivar nossos amigos a ficarem mais perto do nosso Deus. Deixo também um convite, mas é apenas se o quiser fazer, pertencer aos meus amigos no Peregrino E Servo, claro que irei retribuir.Um obrigado,e muita paz de Jesus.

Lydia dijo...

Obrigado Antonio Jesús! que Dios nos guíe y permita que podamos compartir por este medio todo aquello que El nos muestra y que de este modo nos edifiquemos unos a otros. Claro que leeré y seguiré su blog. Saludos y que Dios le guarde.