martes, 23 de diciembre de 2008

LA PAZ ES EL PORVENIR DEL CRISTIANO.

En estas fechas y en todas, Dios quiere que tengamos paz
Salmo 62:1 "solamente en Dios descansa mi alma; de El viene mi salvación.
El es el Todo en todos.
Isaías 30 : 15 "porque así dijo el Señor el Santo de Israel: en descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza".
Estad quietos y confiad en Dios, el lugar santísimo es la morada de quietud, donde existe el vacío de las cosas del mundo, sólo se encuentra allí el arca o lo que representa que es Jesucristo, en ese lugar, tenemos que esperar en el Señor, ser fuertes,tener ánimo, y ser valientes de corazón. Y en este camino y en esta espera jamás seremos defraudados.Jesucristo es el Príncipe de Paz, por eso no hemos de confiar en nuestros carros y nuestra caballería, hemos de invocar el nombre del Señor Dios nuestro. Caminar en su luz, aborreciendo nuestros sentimientos e impresiones y acallando y moderando nuestros deseos. Esperar esa gracia que Dios da a los humildes y permitir que la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento guarde nuestros corazones en Cristo Jesús. Si Dios es el Príncipe de Paz, también es el perfecto amor, y si nos apropiamos por Fe de su Sangre o lo que es lo mismo, de su vida, que en esencia es el amor,echará de nosotros el temor y tendremos Paz.
Si por Dios madrugo, si mi alma está sedienta de El, si mi carne la ansía, mi alma no se acongojará ni turbará Juan 14: 27 "la paz os dejo mi paz os doy; no como el mundo la da.No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo".
La Paz que Dios quiere para nosotros no consiste en dinero, lujos, regalos, personas que se acerquen a nosotros por intereses, y nos adulen ensalzando nuestro ego, engañandonos, paz en el sistema social establecido etc.... si no que esta es eterna verdadera y sólo terminará cuando nosotros deseemos luchar con nuetras propias armas que son debiles y condenadas a la derrota.





2 comentarios:

El Peregrino dijo...

Muy cierto... Ojalá aprendamos lo que dices, todo nos iría mucho mejor.
Saludos

Lydia dijo...

asi es muchas veces nos olvidamos del verdadero sentido del cristianismo y nos despistamos, por eso siempre en cualquier momento de nuestra vida debemos tener en mente paz y amor es nuestro destino y todo lo que nos aleje de ello no vienen de Dios, saludos!