lunes, 30 de marzo de 2009

....PORQUE NO PUEDE GOBERNAR DIOS LO QUE GOBIERNA EL HOMBRE....


Cuando el hombre se encuentra en la soledad de su habitación y se dispone con toda su buena intención a orar en el espíritu y estar en la presencia de Dios, se puede ver interferido o invadido por los argumentos de su mente, por quererse apoyar en su propia prudencia, por buscar sus propios consejos, por querer controlar las situaciones de su vida con sus propios recursos, por sus propios recuerdos o pleitos del pasado convertidos en rencor. Su mente divaga errante de un lado para otro fortaleciéndose en el instinto de supervivencia, animal y carnal intrínseco al ser humano, producto de la caída e independencia de su creador, que lo conducirá a la ansiedad y a no poder gobernar su corazón.
Efesios 6 :18 "orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu".
El hombre incapaz e imposibilitado para gobernar su propio corazón y su mente, precisa de una fuerza sobrenatural que procede de lo alto. Ha de acercase al lugar santísimo, por medio de la fe en la Sangre de Cristo,y presentarse como justificado, dando por echo que la batalla está ganada y abierto el camino nuevo que ha de recorrer sin dudar y sin mirar hacia atrás.Antes de ello, todo pensamiento y altivez han de ser llevados a la obediencia a Cristo mediante armas no carnales sino poderosas en Dios. 2Corintios 10: 4-6 " porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta".
Confía en Dios, espera en El, endereza tu camino y el te acogerá. Pide a Dios que silencie tus pensamientos carnales y de naturaleza caída y que te de fe para poder orar en el Espíritu ,pero con el entendimiento renovado. Y nunca olvides que la batalla ya ha sido ganada y la victoria es el resultado. En conclusión, el hombre que quiere estar en la presencia de Dios, ha de salir del estado de INDEPENDENCIA de su Creador; sus propios argumentos, sus propios consejos e ideologías, opiniones y filosofías de sabiduría humana y carnal, y de su propia ética construida sobre pilares humanos.Y regresar al estado de DEPENDENCIA divina, para poder hayar la Paz en el Reposo que Dios tiene preparado para nosotros.

4 comentarios:

yhnn dijo...

En Dios solamente está acallada mi alma; de Ël viene mi salvación.Alma mía,en Dios solamente reposa,porque de Él es mi esperanza.Sl.62.

El pueblo de Dios necesitamos vivir en quietud y reposo para alcanzar ese tesoro.
Tener hambre y sed de Él es lo que nos ayuda a despojarnos del viejo hombre que está viciado conforme a los deseos engañosos.Ef.4.22.
Porque ninguno que milita ae enreda en los negocios de la vida,a fin de agradar aquel que lo tomó por soldado. 2 Tm.2.4.quizás esto pueda ser el impedimento.Maranata!!
Un abrazo Lydia.

Mario dijo...

Palabras verdaderas que sin duda hacen una lucha de un cristiano y así como yo y tu Lidya esos momentos se han presentado pero sin duda alguna, la fortaleza esta en Jesús Ciertamente la carne es débil pero el espíritu está dispuesto, comprender que aun en nuestra insignificante mente, Jesús nos sostiene poniendo la fuerza que nosotros mismo no podemos proveernos solo por gracia divina que sostiene nuestras frágiles convicciones, sigue adelante escribiendo si en lo secreto de tu habitación, que la voz del Espíritu Santo lleve sus viento recio para que tu plasmes eso que quiere que anuncies; Dios te Bendiga grandemente prosigue la empresa de llevar a Jesús a los corazones que necesitan una esperanza.

Estas son unas letras de una canción que sean de bendición para ti animándote cada dia:

Con un sonido de mi voz el viaje emprenderé por ti
Mis pies me llevaran a donde quieras ir
Y todo lo que soy señor
Mis planes y mi corazón hoy giran a tú alrededor rendido estoy
Y nada cambiaría quiero estar así
Muriendo cada día para verte en mi
Llenas mi espacio llenas mi vida me iluminaste como el sol quiero que crezcas si todos los días y ser un reflejo de tu amor

Dios te bendiga

Lydia dijo...

Yohanaaa!que bueno el pasaje que has escogido, el salmo 62, se adapta al tema a la perfeccion. Voy a hacerme una postal con este salmo, para ponerlo en mi habitación y leerlo al levantarme creo que lo deberiamos recordar en todo momento un abrazooo

Lydia dijo...

Mario!muchas verdades se necesitan para afrontar tanta confusión. Nuestra alma debe estar silenciada ante Dios, para que nuestros argumentos no nos dominen y dirijan, depojandonos de la comunión con Dios y su Paz.Creo que en la vida cotidiana en el dia a dia se puede observar estas dificultades para llegar a Dios, pero El nos da la solucion en los pasajes que expuse.Un abrazo, y gracias por tan bonita canción y comentario, que Dios te guíe!