domingo, 19 de octubre de 2008

Bendiciones espirituales.

No recibimos de Dios bendiciones terrenales sino espirituales, y del cielo,bendice nuestro espíritu cuando ilumina con las luces de la fe y de su santo Evangelio, bendice nuestro corazón cuando derrama su gracia, cuando lo muda y lo llena de dones, bendice nuestro cuerpo cuando lo sujeta a nuestra alma,y ésta, estará a su vez sujeta al Espíritu Santo, para que no se revele más contra El ,bendice nuestras acciones cuando las hace dignas de Dios haciéndonos obrar por el amor.
Efesios 1:4-6
"según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,"
Los cristianos por el amor derramado en sus corazones Romanos 5:5, "y la esperanza no avergüenza: porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado", dejarán de servir a los usos profanos y al amor del mundo y a todo objeto de sus pasiones, dejarán de ser templos de ídolos y estarán apartados de toda acción abobinable.

Una nueva vida, en la que el amor guía al cristiano a todo entendimiento, cuyas acciones son limpias y sin mancha,delante de Dios y cuyo único objetivo es andar por el camino de la santidad con el fin de conocer a Dios y tener comunión con El , y tener un vida con plenitud de amor y libertad, donde no somos zambullidos y aprisionados por las circunstancias, y el espíritu del mundo.Estas son las bendiciones que se deben buscar de Dios.