lunes, 26 de enero de 2009

La senda de la vida


Dios envió a su Hijo al mundo y lo dio a los hombres, no sólo para que creyendo en El consiguiésemos la salvación, sino también para que fuese el ejemplo y modelo sobre el que debemos formar nuestra vida. Si el hombre hubiera permanecido siempre en el estado de inocencia, hubiera contemplado a su Dios con facilidad, hubiera meditado sus divinos atributos y hubiera perféctamente conformado su voluntad con la de este ser supremo, sin necesitar de algún otro objeto para arreglar su conducta. Pero después del pecado, no puede el hombre contemplar a Dios con la misma facilidad. Venimos a ser por el pecado totalmente terrenales, y hay apenas en nosotros algún ligero conocimiento del ser soberano.
Sin embargo, Cristo nos dice: que seamos perfectos, como lo es nuestro Padre celestial. El apóstol exhorta a los Cristianos a que seamos imitadores de Dios, Pedro nos dice a todos que seamos santos en todas las conductas de nuestra vida. ¿Pero como podemos ser imitadores de un Dios? Nosotros lo podemos hacer imitando a Cristo, porque hallamos en El un Dios que no habita en una luz inaccesible, si no que se ha hecho visible viniendo a la tierra, que ha hablado, que ha obrado, y que ha sufrido como los demás hombres, imitándole, imitaremos a Dios. La obligación de imitar a Cristo, está fundada: 1) en el designio que Dios tuvo dándonos a su Hijo, no fue sólo para que fuese nuestro Mediador y satisficiese por nuestro pecados, sino que nos escogió en El antes de la creación del mundo para que fuésemos santos en su presencia. En Jesucristo, pues, es en quien Dios ha querido que fuésemos salvos. Esto es, habitando El en nosotros que ninguno será salvo sino aquellos que forman con Cristo un solo hombre, vivan de su vida y de su Espíritu.Como miembros de un mismo cuerpo, lo que incluye necesariamente un nuevo corazón una nueva mente y un nuevo espíritu.


2 comentarios:

LITOV dijo...

La verdad esta dicha, Adonay nos ha llamado desde los fundamentos del mundo a vivir una vida intachable, integra delante de El. Desde el principio nos ha llamado a ser Santos (Kadosh = Apartados)cumpliendo con todas las normas, estatutos leyes preceptos y mandamientos que nos ha dejado por medio de su palabra.Desde lo mas insignificante para nuestros ojos(Lev 20:24b-25 Yo soy Adonay su Elohim, que los ha distinguido entre las demas naciones.25 Por consiguiente, tambien ustedes deben distinguir entre los animales puros y los impuros y entre las aves puras e impuras, hasta lo mas significante (Dt 6:5 Ama a Adonay tu Elohim con todo tu corazon y con toda tu alma y con todas tus fuerzas.)Pero citemos ahora lo que mas nos agrada la restitucion (Teshuva) por medio de nuestro Adon Jashua HaMashia (Mt 5:17 No piensen que he venido a anular la Ley (Torah) o los profetas (Nevi'im); no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento) Tal ves Keifa (1P 1:16 Pues esta escrito :"Sean santos, porque yo soy santo").Puedo completar un texto bastante sustancioso hablando de la importancia de la santidad a la que estamos llamados, pero hoy les deseo dar una palabra; Meteo 26:41 Velad y orad para que no entreis en tentacion; el espiritu a la verdad esta dispusto, pero la carne es debil. Que el Eterno los continue bendiciendo. Shalom

Lydia dijo...

Hola Litov, el camino recto preparado para los cristianos, no puede ser recorrido sino por aquellos cuya LEY nueva esta gravada en sus corazones y sus mentes.Me refiero a la ley perfecta que se menciona en Santiago 1:25 "más el que mira atentamente en la perfecta ley, y persevera en ella no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, este sera bienaventurado en lo que hacen".
Santiago 2:5 "si en verdad cumplis la LEY REAL conforme a la Escritura: amaras a tu prójimo como a ti mismo, pero si haceis acepción de personas cometeis pecado, y quedais convictos por la ley como trasgresores"
Santiago 2:12 "así hablad, y asi haced COMO LOS QUE HABÉIS DE SER JUZGADOS POR LA LEY DE LA LIBERTAD".
2Corintios 3:3 "siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros escrita no con tinta, si no con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra si no en tablas de carne del corazón".
Jesús vino a cumplir la ley porquee el era perfecto,y podía cumplirla, sin embargo para los judía la ley era una carga que no podía llevar. Si leemos
Colosense 2: 14 "anulando el acta de los decretos que había contra nosotros que nos era contraria quitándola del medio y clavándola en la Cruz y despojando a los principados y potestades los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la Cruz"
Gálatas 4 :4-5
" PERO CUANDO VINO EL CUMPLIMIENTO DEL TIEMPO, DIOS ENVIÓ A SU HIJO NACIDO DE MUJER, Y NACIDO BAJO LA LEY PARA QUE REDIMIESE A LOS QUE ESTABAN BAJO LA LEY A FIN DE QUE RECIBIESEMOS LA ADOPCIÓN DE HIJOS"
Y EN ROMANOS DICE " EL FIN DE LA LAY ES CRISTO""

SI LAS FUERZAS SON NUESTRAS ESTAREMOS CONDENADOS AL FRACASO.
saludos.